Las sedes de convivencia de las Corporaciones pontanas suelen ser casas adaptadas y se conocen como cuarteles.


Image



Dichos cuarteles están adornados con cuadros, esculturas y pinturas relacionadas con la Semana Santa y con las propias Corporaciones.


En ellos exponemos los atuendos de cada una de nuestras figuras bíblicas, y disfrutamos recitando y escuchando poesías, cantando saetas cuarteleras (que son melodías de origen árabe referentes a pasajes bíblicos) entre “hermanos de la corporación”, y brindamos con el tradicional vino.



Image



Nuestro cuartel, muy cercano al Ayuntamiento y al puente que da nombre al pueblo, está situado en la calle Postigos, número 22, y está dividido en dos plantas


 Image

 

Justo al entrar por la puerta principal, a su derecha, hay otra puerta que da acceso a una gran sala existente en la planta baja, donde nos reunimos para actos diversos, como algunas comidas que realizamos fuera de la Cuaresma y de la Semana Santa…

Image


exposición de las figuras…

Image


 …reuniones informales

Image



Dicha sala también tiene una puerta directa a la calle, lo que facilita la entrada en celebraciones como las del Día de las Corporaciones del año 2009:

Image



Tras subir las escaleras, se llega a la puerta tras la cual se encuentra la antesala que da acceso a la cocina y a la sala principal:

Image


La misma puerta, vista desde el otro lado (desde la antesala)
Image



Sin embargo, cuando necesitamos más espacio en el salón, desplazamos la pared (móvil) que lo separa de la antesala, con lo que ganamos el espacio de la misma.

Image



Aquí tenemos otra perspectiva del salón principal, donde se suelen realizar las juntas y las comidas de los Sábados de Cuaresma y de nuestra querida Semana Santa.

Image



Dicho salón está comunicado con la cocina por una gran puerta.

Image



Como no podía ser de otra manera, todas las paredes del salón principal están decoradas con fotos representativas de las principales vivencias mananteras que los distintos hermanos ‘profetas’ han tenido la suerte de disfrutar a lo largo de los muchos años de existencia de esta corporación. Como se puede observar en las siguientes imágenes, a cada hermano se le realiza un dibujo de perfil, y todos ellos rodean el salón principal:



También es tradición que al ingresar en la corporación, se obsequie a los hermanos con una botella de vino o licor. Las hay de todo tipo y procedencia. Todas ellas se colocan en la misma vitrina:

Image

Deja un comentario